• Lave y seque las prendas del revés.
  • Ajustes de temperatura del agua fría o caliente para el lavado.
  • Utilice un detergente suave.
  • Secar a temperatura baja o en secadora o colgar para secar.